La Naturaleza, Su Gente y Amenidades Hacen de Adjuntas un Paraiso Turístico